Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

6 CONSEJOS PARA AHORRAR EN LA FACTURA DEL AGUA EN VERANO

25-07-2019

EMPIEZA A AHORRAR EN LA FACTURA DEL AGUA DE TU TORRE - CASA, MASÍA, CASA DE PUEBLO, O MASÍA - CASA DE CAMPO

Durante los meses de verano, el consumo de agua incrementa considerablemente en los hogares, lo que produce una subida en la factura de suministro. Este verano disfruta de las vacaciones en tu torre - casa, masía, casa de pueblo, o masía - casa de campo, sin tener que preocuparte por los imprevistos. Sigue estos 6 consejos para reducir tu factura del agua y aprende a utilizar este recurso de manera más eficiente.

1- Duchas veraniegas

Cambia los baños por duchas, esto te ayudará no solo a refrescarte rápidamente, sino también a reducir considerablemente el consumo de agua. Cuando llenamos la bañera,  gastamos el doble de litros de agua de manera innecesaria. Se estima que una ducha diaria debe durar entre 5 - 10 minutos, por lo que si te duchas de manera frecuente en esta época del año, puedes tratar de reducir el tiempo de cada ducha.

2- Llena el lavaplatos y la lavadora antes de ponerlos en marcha

Si friegas los platos a mano y quieres empezar a economizar el agua, considera la opción de incorporar en tu cocina un lavaplatos. Este electrodoméstico te ayudará a ahorrar hasta un 50% de tu factura del agua; también es muy recomendable llenar la lavadora hasta su máxima capacidad antes de ponerla en funcionamiento; una idea muy práctica es fijar un día de la semana para realizar esta tarea.

3- Aprovecha el agua fría de la ducha y almacena la de lluvia en una cisterna

Si esperas a que el agua de la ducha salga un poco templada, no derroches el agua fría que sale al abrir el grifo; puedes almacenarla en un cubo para destinarla a otras tareas como lavar los platos (si no dispones de lavaplatos) o la ropa delicada e incluso para fregar los suelos o regar las plantas. Del mismo modo, si vives en el campo o la montaña, puedes empezar a almacenar el agua de la lluvia (mucho más limpia que la que cae en las ciudades), colocando  cisternas en tu torre - casa, masía, casa de pueblo, o masía - casa de campo, para después utilizarla para regar el jardín o para llenar el agua de la piscina, por ejemplo.  

4- Utiliza sistemas de ahorro para los grifos                

Los economizadores o difusores son sistemas económicos y de sencilla instalación en los  grifos que aplican aire al agua que brota de estos con el fin de reducir el caudal sin disminuir la presión.No se advierte el cambio pero sí el ahorro en la factura del agua.

5- Evita las fugas en inodoros, tuberías y grifos

Una de las causas más frecuentes en el incremento del gasto en agua son las fugas. Revisa los grifos, las llaves, los inodoros y tuberías. Haz las reparaciones necesarias y trata de llevar un control regular para asegurarte un ahorro eficaz.

6- Riega por la noche
 
Durante la noche bajan las temperaturas, por lo que es un momento perfecto para regar las plantas y los cultivos. El calor no evapora el agua de la tierra y esta absorbe mejor todas sus propiedades y minerales.

¿Quieres reducir tu consumo un para evitar una factura del agua elevada este verano? Cuidando estos detalles en tu día a día, conseguirás ahorrar y serás más respetuoso con el medio ambiente, ayudando a preservar un recurso tan valioso para la vida como lo es  el agua. ¿Ya has empezado a aplicar estos consejos en tu torre - casa, masía, casa de pueblo, o masía - casa de campo?