Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

¡ESTE VERANO ORGANIZA UNA ESCAPADA A LA MONTAÑA!

05-07-2019

QUÉ HACER DURANTE UNA ESCAPADA A LA MONTAÑA

Cataluña ofrece una gran variedad de destinos naturales en los que descansar del bullicio de la ciudad, conectar con el medio ambiente y vivir grandes experiencias. ¿Te animas a organizar una escapada a la montaña? ¡Te proponemos algunas actividades!

1 -  ¿A dónde vamos? Cataluña un territorio repleto de zonas verdes.

Lo primero, es decidir el destino. En Cataluña hay infinidad de parajes naturales que vale la pena visitar, como El Parque Natural de Aigüestortes y Sant Maurici (Lleida), La Fageda d’en Jordà (Girona)Montserrat (Barcelona) o Siurana (Tarragona); estos son un ejemplo de algunos de los lugares más bonitos de Cataluña que podrías visitar durante las vacaciones de verano.

2- Hospedarse en una masía - casa de campo durante unos días.

Una forma extraordinaria de sentir la vida natural en primera persona. Descubre el piar de los pájaros, despertar tranquilo y respirar el oxígeno más puro. ¡Quizá esta experiencia te  anima a comprar una masía - casa de campo como segunda residencia!

3- Descubrir cascadas y riachuelos.

 En una escapada a la montaña no puede faltar una ruta entre ríos y cascadas. Mientras te  abres camino entre los árboles y las plantas del bosque descubrirás ríos de aguas cristalinas,  llenos de vida. Una oportunidad para que los más pequeños aprendan sobre los animales acuáticos y los anfibios como las ranas o los lagartos.

4- Aprender a utilizar una brújula.

En la montaña puedes improvisar algunos juegos divertidos como utilizar una brújula para orientarse en el bosque; es una actividad interesante que estimula la intuición y la agilidad mental.

5- Hacer un picnic campestre.

Comer encima de un mantel en mitad de la naturaleza no solo es divertido, también es muy relajante. Estarás en calma, escuchando los sonidos del bosque y disfrutando de la paz del lugar.

6- Visitar una granja o una masía rural.

Estas fincas suelen estar en medio de la naturaleza, en el campo o bien en la montaña, por eso es una gran ocasión para visitarlas con niños. En una granja aprenderán sobre los cuidados de los animales, de donde vienen la leche y los huevos, además conocerán todos los alimentos que puede ofrecerles un huerto. Por otra parte, en una masía rural descubrirás la historia de una finca centenaria y a través de ella podrás observar cómo vivían los campesinos en la época medieval y cómo se defendían de las amenazas.

Durante estas vacaciones de verano diviértete en una escapada a la montaña, organizando actividades al aire libre; reside unos días en una masía - casa de campo y siente la paz que transmite la naturaleza; es momento de desconectar unos días de la rutina diaria y disfrutar.